Sofía Tzorin: “Sé que lo voy a lograr”

Sofía Tzorin, Estudiante de la Licenciatura en Química

Conversar con Sofía Tzorin es contagiarse de energía y entusiasmo. A sus 22 años, es una joven de metas claras, pasión por la química e interés por el medioambiente y el emprendimiento. Actualmente, estudia la Licenciatura en Química y una especialidad en economía social y colaborativa con Erasmus+.

Recientemente, preocupada por la contaminación, Sofía tuvo la inquietud de cambiar los materiales con los que se elaboran los recipientes desechables. Esta idea la hizo participar, junto a su equipo, en la competencia On Campus de Hult Prize, con el proyecto Eco-Ulew.

“En los momentos en que tenía tiempo libre siempre me dedicaba al proyecto. Los sábados trabajaba en ver cómo mejoraba la formulación para que tuviera mejores características”.

El emprendimiento consiste en la producción de un material biodegradable a base de residuos como hojas de plátano y piña. “Creo que aún no vamos a hacer ese cambio de dejar los desechables porque es una manera muy práctica y fácil. Es por eso que decidí trabajar en cambiar al material con el que se está haciendo. Además, hacerlo barato para que todas las personas puedan comprar y vender sus productos”. Luego de participar en el país, fueron seleccionados para competir a nivel regional en Perú, aunque por la pandemia, la competencia fue virtual.

Sofía Tzorin, estudiante de la Licenciatura en Química

Sofía, junto a su equipo de Hut Prize: Jarod Salvatierra, Licenciatura en Química, y Lai_wah Serrano, Ingeniería Química Industrial.

Experimentación = aprendizaje

Sofía siente una gran pasión por la química y lo que más le gusta es hacer experimentos y aprender. “A veces, cuando uno experimenta, la reacción no funciona como debería, pero debemos probar otros reactivos, cambiar la síntesis y lograr algo que funcione. Mi carrera me ha enseñado ese proceso de equivocarse, pero aprender de los errores y mejorar poco a poco”.

Entre clases, competencias y un poco más de tiempo libre, admite que el aislamiento la ha vuelto “más productiva”. Es por eso que creó el canal de Youtube La vida de una química. En él, muestra experimentos y proyectos que ha hecho, y explica temas de química de manera comprensible. Además, aborda la química detrás las cosas y los alimentos que se consumen todos los días. Uno de sus objetivos es explicar a otras personas, entre ellos posibles estudiantes, sobre qué se trata su carrera.

Para realizar todas sus actividades positivamente, Sofía disfruta practicar la meditación. “Es un momento para reflexionar y ver si lo que estoy haciendo me está llevando hacia la meta que quiero lograr”. Para ella, tanto la meditación como hacer afirmaciones positivas ayuda a las personas a reconectarse y aceptarse a sí mismas.

“Cuando uno presenta proyectos puede haber personas que digan que no van a funcionar pero cuando uno medita se conecta con uno mismo y dice: ‘si va a funcionar’. Con la meditación uno puede encontrar sus debilidades y sus fortalezas, hacerse mejor persona y buscar la aceptación interiormente”.

Sofía Tzorin, estudiante de la Licenciatura en Ingeniería Química

Con Eco-Ulew, Sofía también participó en la Copa Enactus, en donde ocupó el tercer lugar y en el Corona Challenge, donde quedó entre los 20 finalistas.

“Sé que lo voy a lograr”

Sofía recuerda su infancia como una época muy especial y divertida. “De pequeña me gustaba analizar las plantas, ver qué tenían adentro y hacer, como yo decía, pequeños experimentos”. También recuerda jugar con su hermano, egresado de Ingeniería Industrial en UVG, a quien ve como una gran inspiración.

Hoy, en su tiempo libre, también explota su lado artístico, pues le gusta dibujar porque encuentra en ello una forma de expresarse. En el día a día, incluso disfruta buscar recetas vegetarianas y probar nuevos sabores como si experimentara en un laboratorio. También le gusta bailar y formó parte del Club de Danza de UVG, con el que participó en la Semana de Japón, el año pasado.

Con el cierre de su carrera aproximándose, Sofía tiene metas muy claras a mediano plazo. Le interesa especializarse en nanotecnología o en creación de fármacos. Sin embargo, lo más inmediato que quiere lograr es fundar una compañía de economía social. “Quiero tener una empresa que ayude no solo al medioambiente sino que también tenga una parte social que ayude en Guatemala. Eso es lo principal, me falta poco y sé que lo voy a lograr”.

Además, desea continuar con su emprendimiento Bio3D, con el que imprime pedidos de piezas personalizadas. En los inicios de la pandemia, un proyecto especial fue la impresión en 3D de una careta de protección para su papá. Para la estudiante, sus padres han sido un gran apoyo durante su carrera, ya que la han apoyado a desarrollar sus ideas.

Por su entusiasmo y ganas de emprender proyectos innovadores, Sofía Tzorin es una gran inspiración para UVG. ¡Conoce más historias como la de Sofía!

Acreditación Hcéres

Te podría interesar:

Javier Anleu: “Siempre busco ir un poco más allá, principalmente con el fin de aprender”

Natalia Gularte, pasión por la nutrición y liderazgo estudiantil

Metas tan grandes como las estrellas

Last modified: 23/11/2020

Anterior

Central, Investigación

¿Cómo puede ayudarte un hacker?

Actualmente muchas compañías y gobiernos tienen información valiosa en sistemas informáticos o en la...

Siguiente

Antología de Historia

Artículos de Jorge Luján Muñoz                                                 ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *