De vuelta a la normalidad

De vuelta a la normalidad

¿A qué normalidad?

Escucha ésto. En la prisa por volver a la normalidad, usa este tiempo para considerar a qué partes de la misma vale la pena que corramos de regreso. Si las cosas vuelven a ser exactamente como eran, habremos perdido la oportunidad de tomar lo bueno dentro de lo malo que sucedió. Tenemos frente a nosotros un regalo inesperado, listo para ser abierto – la posibilidad de hacer algo de “limpieza en casa” para decidir en qué nos enfocamos, con quién pasamos tiempo, qué consumimos, cómo trabajamos, qué nos importa y, sobre todo, qué no es relevante. Toma nota.  Estamos recibiendo una lección que no podemos olvidar cuando las cosas vuelvan a ser normales.” Dave Hollis

El miércoles de esta semana estábamos enfrascados en una interesante y fluida conversación durante nuestra sesión mensual de junta directiva, tratando de idear estrategias para asegurar la continuidad de operaciones y planear un retorno progresivo a la normalidad. Surgieron propuestas ingeniosas de un esquema rotativo para volver al trabajo, dando cumplimiento a las disposiciones gubernamentales. Pronto las piezas del rompecabezas “cayeron en su sitio” para reconfigurar una imagen bastante cercana a la que estamos acostumbrados a ver. Cosas más, cosas menos, se logró articular una hoja de ruta para reestablecer algún grado de regularidad en las actividades de la organización.

Ya casi al final de la discusión, estando ya todo prácticamente cocinado, como sucede muchas veces, apareció en escena este miembro de nuestro equipo, que logra ver las otras aristas de la situación. De manera humilde y respetuosa, nos sacudió el piso y nos llamó al orden. Compartió la reflexión de Dave Hollis, que puse arriba, que nos invita a aprovechar este alto forzoso en el camino para hacer una pausa, darnos tiempo para meditar  y no irnos de boca en nuestro afán de que las aguas regresen a su cauce. ¿A qué normalidad queremos volver, cuestionó? ¿Qué cosas a las que estábamos acostumbrados conviene recuperar? ¿Cuáles ya no cuajaban bien pero nos sentíamos obligados a continuar? ¿Qué valores y principios definen nuestra esencia? ¿Qué hemos aprendido en esta transición y podemos mantener en nuestro repertorio? ¿Qué buenas prácticas debemos seguir impulsando? ¿Qué nos impedía enfrentar cambios necesarios? ¿Cómo aprovechamos la ruptura de la inercia para reinventarnos y generar una mejor versión de nosotros mismos? ¿En qué concentraremos de ahora en adelante nuestra energía? ¿A qué prestaremos atención, tiempo y recursos? ¿Qué camino escogemos para la siguiente etapa de nuestro recorrido? La pandemia nos ha afectado inmensamente y tenemos mucho que lamentar. Sin embargo, puede convertirse en una inigualable oportunidad para que las personas, organizaciones y empresas se reconfiguren y salgan fortalecidas.

Coincidentemente, la reflexión en nuestra directiva del miércoles 22 de abril coincidió con la celebración del Día Internacional de la Madre Tierra, fecha en que se busca resaltar la imperativa necesidad de proteger nuestro planeta y crear una conciencia común a los problemas asociados con la sobrepoblación, la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales. Un momento para revisar cómo nuestras acciones alteran el equilibrio de los ecosistemas y a todos los seres vivos que habitamos la Tierra. El alto obligado de muchas actividades de los hombres ya se hace sentir en el ambiente. Hemos dado un respiro a la naturaleza. Nos ha permitido ser testigos de que muchos daños no son todavía irreversibles y que la sostenibilidad es viable. Por ello, debemos decidir conciliar nuestras rutinas con el resguardo del medio ambiente. Aunque nuestra prioridad inmediata es hacer frente a la pandemia y evitar la propagación de COVID-19, el retorno a la normalidad y la reactivación de la economía no deben dejar a un lado la recuperación del entorno y la protección de la biodiversidad.

Te podría interesar:

Días de Clase

¿Cuántos guatemaltecos somos?

Independencia Nacional

 


Last modified: 23/04/2020

Anterior

Nos unimos a la comunidad maker imprimiendo marcos para caretas de protección

Las ocho impresoras 3D del makerspace D-Hive que opera el Departamento de Ingeniería Mecánica, trabajan...

Siguiente

5 datos que te inspirarán a estudiar la carrera de Diseño de Producto e Innovación en UVG

Un diseñador de producto crea soluciones centradas en las necesidades de las personas, mejoran la...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *