Crisis & Dilemas

Crisis & Dilemas

Actuar conforme principios

Vaya si se trata de una época peculiar, que nos enfrenta a decisiones difíciles, muchas de ellas impensables hasta hace poco.  Aparecen disyuntivas con las que nunca hubiéramos querido toparnos. ¿Qué hacer para salir adelante? ¿Qué cosas paro de hacer para no perderlo todo? ¿Debo dejar de enviar el dinero a mis familiares durante esta crisis? ¿Qué podemos hacer ahora que no recibiremos remesas? ¿Cómo sobrellevar el distanciamiento de nuestros seres queridos? ¿Qué paciente tiene el mejor chance de sobrevivir? ¿Quién debe estar conectado al ventilador y quién no? ¿Cómo seguimos adelante, luego de su partida? ¿Cómo evito desquiciarme? ¿Cómo contener la propagación del virus sin causar secuelas sociales y económicas catastróficas? ¿Qué estrategias asumir para combatir la pandemia? ¿A quiénes enviar la transferencia o la bolsa de alimentos y a quiénes no? ¿Cómo aseguro la continuidad de operaciones bajo estas circunstancias? ¿Cómo logro que todos puedan trabajar desde casa? ¿Qué se requiere para impulsar una educación a distancia efectiva?¿Cómo mantengo las cosas a flote? ¿Qué gastos puedo recortar? ¿Cómo evito tener que dejar ir a algunos colaboradores para no hundirse?  ¿A dónde canalizo los recursos limitados qué hay? ¿Qué cosas debo seguir haciendo y cuáles no? La cabeza nos da vueltas y nos encontramos muchas veces con más preguntas que respuestas. Estamos encontrando varias bifurcaciones en un camino que no habíamos transitado y las rutas posibles, muchas veces, llegan a puertas que jamás pensamos o quisimos abrir. Las deliberaciones alcanzan a todo el mundo. Nos vemos forzados a tomar decisiones bajo presión.  ¿En qué podemos fundamentarnos para escoger hacia dónde y cómo seguir caminando. Sin lugar a dudas, no se trata de algo sencillo.

Recientemente mi hermana me compartió una publicación suya, la cual ofrece una serie de recomendaciones y principios a tener en cuenta durante el proceso de toma de decisiones en el marco de la crisis generada por el COVID-19. Aunque el artículo va dirigido a grupos familiares multinegocios, en realidad las reflexiones que hace Maria Dolores pueden extrapolarse a otros ámbitos.  Ella parte reconociendo que encaramos una situación particularmente demandante, que conjuga condiciones para provocar una tormenta perfecta. Por ello, señala, la forma en que sean gestionadas las decisiones durante esta crisis determinará la supervivencia y continuidad de las empresas. Hay que considerar muchas aristas. Cuestiones como la diversificación del riesgo y el cumplimiento de las responsabilidades y obligaciones contractuales se vuelven críticas.  Las consecuencias de lo que se resuelva alcanza a todos: dueños, familiares, accionistas, trabajadores, contratistas, proveedores, representantes, clientes, y a la comunidad en su conjunto. Las acciones que se definan para un segmento o para una de las entidades repercuten en las restantes.  Además, hay que lidiar con la incertidumbre, que hace que la situación cambie de un momento a otro.  Es como pronosticar escenarios con los ojos vendados, con información inexacta e incompleta.  Más allá de considerar la rentabilidad de sus operaciones, los grupos empresariales deben buscar formas para “generar oxígeno para sobrevivir el día”, contando con un flujo de caja mínimo para hacer frente a sus obligaciones. Nada es cuestión de blanco o negro y las reglas del juego convencionales no aplican. Qué arriesgar y qué no es crucial para mantenerse vivo. En medio de tanta variable, no queda más que aferrarse a la esencia de las cosas, los principios sobre los cuales la empresa o la organización fueron fundadas y que les ha hecho llegar a donde están. No debemos perder de vista que, al final de cuentas,  somos una familia extendida, cuyos miembros debemos cuidarnos y apoyarnos los unos a los otros, especialmente en esta etapa tan dura.

Te podría interesar: 

Días de Clase

¿Cuántos guatemaltecos somos?

Independencia Nacional

 


Last modified: 21/04/2020

Anterior

Metas tan grandes como las estrellas

A Melissa Solares, estudiante de la Facultad de Educación, le apasiona la astronomía, eso es un hecho....

Siguiente

Académico, Central

Demasiado monitoreo: ¿somos “padres helicóptero”?

Un padre helicóptero no se conforma con saber que su hijo está estudiando. Necesita estar al tanto de sus...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *