Coronavirus y liderazgo

Coronavirus y liderazgo

Doce reglas a considerar

La situación actual ha tenido gran impacto sobre nuestras vidas. Seguimos siendo empujados a actuar sobre la marcha, en medio de dudas e incertidumbre, muchas veces con información incompleta. Debemos hacer malabarismos para balancear todas las piezas, evitando que una o más caigan al suelo. Todos los ámbitos de nuestras vidas han sido trastocados. El cambio en nuestras rutinas, la nueva realidad de nuestros hogares, la súbita migración al trabajo remoto, la revisión de las normas de convivencia y las nuevas reglas para el entorno laboral son muestra de ello. Además, nos debatimos permanentemente entre la promoción de la salud de las personas y el cuidado de la estabilidad económica, siendo crucial el poder establecer un equilibrio entre ambas.

Algunas voces se dejan oír, enviando un mensaje de cautela, que nos conmina a mantenernos cuarentenados.  Otras, por el contrario, alertan sobre los serios efectos secundarios que la estrategia que hemos escogido tendrá sobre la economía e instan a reactivarnos. Estamos pendientes de la evolución del contagio en otras latitudes y cada domingo esperamos con ansiedad las orientaciones y directrices para la semana que se avecina.  Sin embargo, se vislumbra que el coronavirus dejará varias cicatrices y que pasarán todavía varias semanas para poder retomar, aunque sea parcialmente, la cotidianeidad. Los ojos de todos están sobre los líderes de las distintas organizaciones y empresas, quienes deben trazar un plan de vuelo que permita garantizar el bienestar de las personas a su cargo, así como la sobrevivencia de la entidad.  Se trata de un delicado equilibrio entre lograr metas y cuidar a los miembros del equipo. Deben conducir el barco un tanto a ciegas y en aguas turbulentas, asegurando que no se hunda. ¡Menuda tarea!

Precisamente, con relación a los nuevos retos del liderazgo frente al COVID-19, el Boston Consulting Group difundió recientemente un artículo de Mai-Britt Poulsen, Joe Davis y Lars Faeste, que hace referencia al asunto. Ellos han puesto sobre la mesa doce consideraciones a poner en marcha de inmediato para enfrentar el momento crítico que vivimos, así como para prepararse para lo que venga más adelante. La crisis requiere una respuesta urgente y pronta.  A juicio de estos expertos, algunas de las medidas guardan directa relación con la operación y con mantener a flote el negocio:

  • Tener capacidad de respuesta y una comunicación fluida, que permita a los diversos actores mantenerse informados y vinculados, así como definir qué debe comunicarse, a quiénes y con qué frecuencia.
  • Monitorear estrechamente la sostenibilidad financiera, el comportamiento de ingresos y gastos, el flujo de efectivo y el estado de pérdidas y ganancias.
  • Manejar el efectivo para tener liquidez.
  • Identificar oportunidades de negocio y adaptarse pronto, pese al declive en muchas áreas.
  • Moverse hacia donde se obtenga una ventaja competitiva.
  • Construir planes de contingencia, que permita seguir operando, pese a la crisis.
  • Afianzar los sistemas de información y comunicación.

Los demás aspectos sugeridos tienen que ver con el rostro humano de las empresas y organizaciones. Los expertos de BCC nos recuerdan que al enfrentar la crisis no debe perderse de vista las necesidades, presiones y problemas que enfrentan las personas.  Por ello sugieren contemplar lo siguiente:

  • Mantenerse leales a los clientes y usuarios y responder a sus necesidades.
  • Proteger a las personas, velando por su salud y bienestar.
  • Involucrarse con los colaboradores, ser sensible a sus problemas y preocupaciones y ser transparente con ellos.
  • Evitar en lo posible que las personas se quemen en esta coyuntura.
  • Recordarse de hacer el bien, dando a la comunidad a la que se sirve.

Te podría interesar: 

Días de Clase

¿Cuántos guatemaltecos somos?

Independencia Nacional


Last modified: 07/05/2020

Anterior

Académico, Central, Educación

¿Cómo mantener viva la comunidad entre los estudiantes en el aprendizaje virtual?

En 2020 los educadores hemos tenido que enfrentar y fortalecer nuestra disposición al cambio y adaptación a...

Siguiente

COVID-19: Apoyamos la detección temprana y la vigilancia epidemiológica

En tan solo meses, los países del mundo han tenido el reto de atender el rápido contagio de COVID-19. En...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *