Jack Schuster: un investigador, biólogo, músico y basquetbolista ejemplar

Jack Schuster: un investigador, biólogo, músico y basquetbolista ejemplar

El Dr. Jack Schuster es conocido como un catedrático e investigador ejemplar. Durante su vida como docente, ha impartido más de 30 cursos y ha compartido con cientos de estudiantes en diversas universidades del mundo. Sin embargo, su vida va más allá de los salones de clase. El Dr. Schuster es un reconocido artista, entomólogo, donde ha descubierto más de 20 especies de insectos, basquetbolista.

No cabe duda de que el Dr. Schuster es un ser humano apasionado por todas las áreas en las que se involucra. Así lo recuerdan sus estudiantes y amigos. Tras una larga conversación, el Doctor nos contó sobre su vida y sus aficiones.

El nacimiento de una pasión: la biología

El Dr. Schuster se acercó a la Biología cuando tenía 14 años. Por descubrir su entorno, pidió prestado el telescopio de su escuela. Aunque en ese entonces su interés principal no eran los insectos, aprovechaba sus herramientas para verlos.

Desde muy pequeño, lo que le encantaba eran las lagartijas. Por eso, decidió estudiar reptiles. Con el paso de los años, se decidió por la Biología y sus estudios universitarios le abrieron los ojos para notar un interés particular en los ronrones, un género muy numeroso de escarabajos.

Después de estudiar su maestría en Biología en la Universidad de Michigan y su doctorado en Entomología en la Universidad de Florida, Gainesville, el Dr. Schuster comenzó a dar clases en diversidad instituciones educativas. Una de ellas fue la Universidad Nacional Agraria de la Selva, Tingo María, Perú, en donde fue profesor de Biología y trabajó con varios cultivos tropicales.

Guatemala se convirtió en su siguiente hogar

Tras graduarse de la universidad en Estados Unidos, país que lo vio nacer y crecer, el Dr. Schuster optó por estudiar su primer maestría en la Organización para Estudios Tropicales en Costa Rica. Allí, su espíritu aventurero lo invitó a llegar a Guatemala, en carro,en 1967.

“Pasé por Guatemala porque decidí ir por tierra desde Estados Unidos en un carro que aún tengo. Llegué sin saber que en el futuro iba a estar trabajando aquí”.

Tras varios viajes por Guatemala y luego de varios años estudiando y trabajando en Estados Unidos y Perú, el Dr. Schuster comenzó a trabajar en la Universidad del Valle de Guatemala, lugar en el que ha dejado huella en cientos de estudiantes, investigadores y compañeros de trabajo.

Su esfuerzo, dedicación y pasión lo hicieron convertirse en el fundador y director del Departamento de Ecoturismo, director del laboratorio de entomología aplicada, director del laboratorio de entomología sistemática colección de artrópodos y actualmente es el co-director del Centro de Estudios Ambientales y de Biodiversidad (CEAB).

40 años de docencia, un constante aprendizaje

Tras 40 años de vivir y disfrutar la docencia; para el doctor, el poder ver que sus estudiantes descubren y experimenten en sus clases es un gran placer. Lo más importante en su clase es que los participantes puedan pensar por sí mismos y descubrir lo que los rodea.

A lo largo de los años, ha logrado crear nuevos e innovadores proyectos para el beneficio de sus estudiantes, uno de ellos es la introducción de la bioferia en UVG, un evento dedicado a mostrar proyectos exclusivamente de biología. Otra de estas grandes actividades y que el Dr. más disfruta, son los viajes con sus alumnos, que le han permitido aprender y mostrar trabajos e investigaciones a muchas personas en el mundo.

Quienes han tenido la oportunidad de hacer trabajos de campo con el Dr. mencionan la cantidad de conocimientos y la manera apasionada con la que su catedrático les muestra y enseña cada detalle en el viaje.

“Con el tiempo he aprendido que hay muchas cosas por descubrir y que los alumnos pueden hacer grandes investigaciones que pueden crear un gran impacto”.

Dos pasiones que se remontan a su niñez

Aunque jamás jugó formalmente en un equipo de basquetbol, con una expresión de felicidad y una sonrisa como de quien tiene un gran recuerdo, el Dr. menciona los muchos partidos que jugaba con su hermano en su casa, en Estados Unidos. Asimismo, muchas de las personas que han convido con él, recuerdan verlo jugando en las canchas de basquetbol con los mismos colaboradores, alumnos o, simplemente, con quien se encontrara con una pelota y una actitud amigable para compartir el balón.

Por otro lado, el Dr. Schuster también es reconocido por ser un músico talentoso. A los 7 años, aprendió a ejecutar el piano, aunque este instrumento no era de su total agrado. Con el tiempo optó por tocar el violín y allí encontró una de sus pasiones más grandes. Al llegar a Guatemala, uno de sus estudiantes de clase fue Álvaro Aguilar, integrante de Alux Nahual. Álvaro sabía que su profesor tenía talento para el violín y tras varios conciertos juntos decidieron fundar la famosa banda guatemalteca de Rock Alux Nahual.

Un investigador reconocido

Es considerado un experto mundial en escarabajos Passalidae en áreas de sistemática, comportamiento, ecología, biogeografía y la biología de la conservación. También es investigador del comportamiento y la ecología de las luciérnagas de Guatemala. Ha trabajado pruebas de laboratorio y de campo en el extracto de neemcomo insecticida contra la mosca blanca y gusano cogollero en algodón.

Su espíritu investigador lo ha llevado a descubrir nuevas especies para la ciencia. Su gran ingenio ha hecho que cada especie que ha descubierto en Guatemala sea bautizada con algún nombre del idioma maya. Sin embargo, el legado de Dr. Schuster ha llegado tan lejos que varios investigadores han nombrado más de 10 nuevas especies en su honor, algunas de ellas: Eburia schusteri, Chrysina schusteri y Xylopassaloides schusteri.

Las investigaciones del Dr. han transcendido fronteras y han creado ilusión en muchos estudiantes con los que ha trabajado, pues convivir con un investigador que posee más de 80 publicaciones en diversas revistas y una larga carrera como investigador los motiva a creer en el poder de la biología en el mundo.

Debido a su labor científica y docente, el Dr. Schuster recibió la Medalla Nacional de Ciencia y Tecnología en 2015, reconocimiento por el cual se siente agradecido y valorado. Además, ha sido reconocido con la medalla Ricardo Bressani Castignoli y el nombramiento como Investigador Emérito, de UVG.

“Todos estos años me han enseñado que una persona puede lograr hacer mucho si lo intenta”

Al finalizar la conversación, quise preguntar sobre la verdadera pasión del doctor. Aunque esperaba una respuesta como: la biología, el deporte o la música, su mirada me mostró su lado más humano.

Con una voz segura y una mirada fija finalizó diciéndome: todo lo que hago me apasiona y me hacen ser la persona que soy, sin embargo, mi hija es mi más grande pasión, porque tenerla me motiva a vivir. 

Te invitamos a ver un vídeo con varios mensajes y anécdotas de estudiantes y compañeros del Dr. Schuster.

Te podría interesar:

El legado de la Dra. Hatch: una vida de pasión por la Arqueología

Rolando Cifuentes: “hay que entregarlo todo para alcanzar nuestros sueños”

Día de la Mujer: Esmeralda Canahuí y su trabajo en la construcción del CIT

Last modified: 31/08/2021

Anterior

Fructus Guay, la idea que surgió a las 3 a.m. que participa en el HultPrize

Las buenas ideas y soluciones surgen en el momento menos indicado. Esto le ocurrió a Valeria Herrera,...

Siguiente

Investigación

Guía básica sobre los controles parentales

Los usuarios de Internet son cada vez más jóvenes, incluso se ha establecido los 7 años como la edad...