Historia del Internet en Guatemala

Historia del Internet en Guatemala

La tecnología ha avanzado a pasos agigantados, y un claro ejemplo de ello es la transformación digital del país. Aunque la penetración del Internet en Guatemala sigue siendo relativamente baja, solo el 30% de la población tiene acceso a este recurso, mucho ha cambiado desde la primera conexión a la red. Queremos compartir con ustedes algunos momentos claves de la historia de cómo Guatemala se conectó con el mundo.

1991

En 1991 el ing. Luis Furlán, director del Centro de Estudios en Informática Aplicada (CEIAse conectó a Internet por primera vez. Furlán utilizó un copiador de Unix a Unix (UUCP, por sus siglas en inglés) para poder conectarse a un sistema de correo electrónico, vía teléfono. El UUCP es una serie de programas de computadoras que permite la ejecución y transferencia de archivos, correo electrónico y un sistema denominado netnews (la Web no estaba disponible todavía, aunque ya existía).

Esta conexión a Internet fue posible gracias a la ayuda del Ing. Theodore Hope, quien estaba desarrollando el proyecto Huracán en Costa RicaEl éxito de la primera conexión local fue tal que pronto investigadores y catedráticos de las otras universidades solicitaron el servicio de este nodo. La operación creció hasta que se tuvo que instalar una computadora de mayor capacidad de uso dedicado y se conectó una línea telefónica adicional. Con eso se llegó a atender a cientos de usuarios.

1992 -1996

En 1992 se le asignó a la Universidad del Valle de Guatemala la dirección de los dominios .gt y se creó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Un proyecto pionero de la comisión de Información e Informática del CONCyT, fue Mayanet, para crear y poner en marcha la primera red de internet nacional científica/académica. Red que interconectó a las cinco universidades existentes de la época: Universidad de San CarlosUniversidad Francisco Marroquín, Universidad Mariano Gálvez, Universidad Rafael Landívar y la Universidad del Valle de Guatemala. También se conectaron el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP), el antiguo Instituto Centro Americano de Investigación y Tecnología Industrial (ICAITI) y el mismo CONCyT.

Para el proyecto Mayanet se necesitaba la autorización de la empresa Guatel ya que sólo ellos estaban autorizados para proveer servicios de telecomunicaciones en el país. Guatel estaba trabajando en un proyecto nacional de red X.25, llamado Mayapac, por lo que inicialmente no quiso dar la autorización. La red académica inició en diciembre de 1995 gracias al apoyo e intervención del presidente Ramiro de León Carpio. “En enero de 1996 surgió el primer proveedor comercial de internet en Guatemala (Citel), y el resto es historia”, refiere Furlán.

Finales de los 90 a la Actualidad 

Aunque en el casco urbano el Internet es un recurso accesible, es importante mencionar que todavía existe un largo camino por recorrer. Para las áreas rurales el Internet sigue siendo tan ajeno como hace 30 años y sus tarifas inaccesibles. Con los desafíos presentados por la pandemia de COVID-19 es más evidente que nunca la necesidad de trabajar para digitalizar la región.

A pesar de que los avances han sido significativos, el camino aún no ha terminado y en los últimos años se han alcanzado hitos como el primer punto de interconexión de Internet (IXP) en Guatemala en 2020. Los límites del Internet y sus avances son difíciles de imaginar.

También te puede interesar:

INICIA: cuando el emprendimiento supera fronteras 

Reconociendo el trabajo de las arqueólogas en Guatemala

Marie André Destarac: pionera y activista por más mujeres en la ciencia

Last modified: 02/08/2021

Anterior

Continúa el ascenso del IES para el 22 de julio

Te presentamos la actualización del índice económico semanal (IES) para el 22 de julio de 2021: El IES...

Siguiente

La Sociedad de Debate UVG continúa activa con buenas noticias

La Sociedad de Debate UVG es nuestro club de estudiantes interesados en desarrollar aptitudes de expresión...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *