¡Hay que vacunarse!

¡Hay que vacunarse!

No podemos seguir de brazos cruzados frente a la pandemia.

Cada vez es más evidente que no vacunarse trae enormes secuelas. Los datos disponibles muestran que más de un 99% de las muertes actuales por coronavirus ocurren en personas que no fueron inmunizadas. Además, reflejan que quienes ya recibieron una de las vacunas disponibles y contraen la enfermedad, muestran síntomas menos severos y tienen menos probabilidad de ir a parar a un intensivo y de tener que ser entubadas. Recientemente le decía a una de las personas a las que más quiero, quien guarda varias reservas a la vacunación, que no hacerlo puede tener nefastas consecuencias, tanto para su salud como para el bienestar de toda su familia. Comprendo que haya dudas, pero, en la balanza, los datos son contundentes: no vacunarse arrastra enormes riesgos.

Los análisis también reflejan que, más allá de los beneficios individuales de la inmunización, un ataque efectivo a la pandemia depende del grado en que un alto porcentaje de la población haya sido vacunada. La llamada “inmunidad de rebaño” es la que nos permitirá salir adelante. Varios países han avanzado y ya cuentan con cerca de la mitad de sus ciudadanos vacunados. Por ello, varias naciones han entablado medidas para reforzar y en algunos casos exigir la vacunación. 

En la actualidad ya hay oportunidades de vacunarse en Guatemala. Por ello, es imperativo que las personas se vacunen. Gracias a la iniciativa del gobierno, desde el fin de semana pasado comenzaron jornadas de vacunación con vacuna Moderna en las universidades del país. En el caso de la Universidad del Valle, hemos apreciado el decidido compromiso de todos los miembros de la comunidad universitaria, quienes han servido de voluntarios para montar el centro de vacunación. El interés de vacunarse ha sido notorio. Además, apreciamos la generosidad de colaboradores de la UVG y de estudiantes de medicina de la Universidad Rafael Landívar, quienes se sumaron como vacunadores en la UVG. Es un esfuerzo colectivo para no seguir hincados frente a la pandemia. 

A la fecha, se han registrado en el mundo alrededor de 195.3 millones de casos de coronavirus (SARS-CoV-2). El mismo ha cobrado la vida de más de 4.16 millones de personas. Las distintas variantes del virus siguen causando estragos y provocando alarma a nivel mundial. Luego de la primera ola vinieron la segunda, tercera y cuarta. Aunque la enfermedad en un principio afectaba más a los de la tercera edad, ahora es frecuente escuchar de personas jóvenes con serias afecciones por las nuevas cepas del coronavirus. Todo ello hace que no podemos relajar las medidas que hemos implementado.

La situación en Guatemala es igualmente alarmante. Los reportes alcanzan a cerca de 360,000 personas afectadas por la enfermedad, de las cuales unos 312,000 se han recuperado y más de 10,000 han muerto. Además, muchas familias han debido empeñar hasta lo que no tienen para sufragar gastos hospitalarios. Hay muchos que han subestimado el alance de la enfermedad, se han contagiado y han buscado atención cuando ya es demasiado tarde. Cada quien tiene una historia que contar sobre amigos, familiares y conocidos que han enfrentado grandes dificultades o que han fallecido por esta enfermedad.

Aunque la decisión de vacunarse es individual, la ciencia no miente. No hacerlo representa enormes riesgos y puede traer serias consecuencias, no solo para las personas no vacunadas, sino para quienes les rodean. No pierda la oportunidad de vacunarse y cuide a sus seres más queridos.

Te puede interesar

De vuelta a la normalidad

Alianza entre Academia y Sector Productivo

Guatemala elimina la Oncocercosis

Last modified: 30/07/2021

Anterior

Hay áreas de desarrollo para la comunicación estratégica

En el siglo pasado, un comunicador se desarrollaba como periodista, locutor o publicista. Dos décadas...

Siguiente

La Dra. Marion Popenoe de Hatch y su amor por la arqueología

La vida de Marion Popenoe Hughes está marcada por la ciencia. Nació en Guatemala en 1930 mientras sus...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *