Estudiantes Integrales

Estudiantes Integrales

Retos actuales y futuros

Ahora que ha concluido la etapa electoral y que estamos en transición de gobierno es un buen momento para reflexionar sobre las cosas que hacemos y tomar nota de lo que está sucediendo en otras latitudes. Todos anhelamos que los ciudadanos cuenten con una educación que los prepare para la vida, que les permita tener los conocimientos, competencias y valores exigidos para desenvolverse en ambientes cada vez más retadores y cambiantes.  Vivimos en un tiempo de incertidumbre, en el que no se sabe a ciencia cierta a qué se dedicarán las personas y qué se esperará de ellas. Una época en que es preciso educar a ciudadanos globales, en contextos donde la intolerancia y el miedo a ser diferente es cada vez más frecuente, por lo que el juicio crítico, la tolerancia y el respeto cobran relieve.  Quedaron atrás esos días cuando sólo se nos juzgaba por los conocimientos que recitábamos o por los cartones que colgábamos en las paredes. Ahora, más allá de las credenciales, las personas deben contemplar otros aspectos para salir adelante. Se espera que muestren habilidades blandas de comunicación, trabajo en equipo y para relacionarse con otros, que sean creativas y emprendedoras, que tengan un juicio crítico agudo, que puedan adaptarse y aprender por cuenta propia, así como que luzcan una ética sólida, que les haga no apartarse de la senda correcta. La lista de requerimientos podría continuar.

Hay enormes expectativas y presiones sobre lo que la escuela y los docentes deben lograr. El miércoles se llevó a cabo una actividad que cayó como anillo al dedo para cuestionarnos el rol de los diversos actores involucrados.  Empresarios por la Educación invitó a la presentación de  “Maestros para Estudiantes Integrales”, un libro del Dr. Fernando Reimers y de Connie K. Chung, quienes examinan programas que ayudan a docentes y directores a desarrollar distintas competencias entre sus estudiantes, que son necesarias para las demandas del siglo XXI. Los autores concentraron el estudio en Chile, China, Colombia, India, México, Singapur y Estados Unidos de América. Se trata de iniciativas diversas, con distintos objetivos, matices y prácticas. Las experiencias brindan aportes valiosos, destacándose las estrategias de capacitación docente y el esfuerzo realizado para generar un cambio organizacional y cultural en los establecimientos educativos.  No sólo apoyan a los docentes a adquirir nuevas habilidades, sino también ayudan a los colegios y distritos a lograr sus metas por medio de esquemas ambiciosas, que involucran a la comunidad.  Los autores dan una perspectiva sobre lo que la educación integral debiera contemplar.  Comentan que el proceso de enseñanza aprendizaje debe enfocarse en el desarrollo de competencias cognitivas, intra e interpersonales y que los valores, así como la ética compartida y los espacios para practicar dichos valores, deben estar al centro del currículo. Además, destacan un entorno en donde el desarrollo de la autoeficacia, la negociación, el liderazgo y la capacidad de convertir los desafíos en oportunidades cobra especial significado.

La presentación del libro puso una lupa especial sobre lo que significa una educación de calidad y sobre la importancia de la participación de grupos y actores internos y externos en el proceso.  Debemos replantearnos el propósito de la educación, logrando generar una visión compartida y que las prácticas sean congruentes con la misma. El maestro del siglo XXI necesita un profundo y sólido conocimiento de sí mismo, de la materia que imparte y de la comunidad donde se encuentra, así como ser capaz de establecer un ambiente de aprendizaje centrado en el estudiante.  Vale la pena profundizar sobre las experiencias presentadas en el libro y aprender de ellas.

Te podría interesar:

Conociendo el lado creativo de Roberto Moreno, nuestro rector

Buenas obras, buenas personas

Crecer o morir


Last modified: 30/08/2019

Anterior

Académico, Central, Ingeniería

¿Y si nuestro proyecto de clase es crear un asistente web para hacer denuncias ambientales?

El reto nació en el curso de Ingeniería del Software II. El ingeniero Douglas Barrios, catedrático del...

Siguiente

¿Qué significa “Innovación social” y qué lugar ocupará en el CIT?

La Innovación social consiste en buscar una solución nueva a un problema social, de una forma más...