Los Mejores Maestros

Los Mejores Maestros

Sus clases son altamente productivas y agradables

Es un excelente docente. Es el mejor maestro que he tenido. Hizo que no le tenga miedo a la matemática. Emplea diversas metodologías. Tiene un conocimiento profundo de la materia que imparte. Muestra aplicaciones prácticas. Resuelve dudas.  Tiene altas expectativas de nuestro desempeño. Establece claramente la forma de trabajar en la clase.  Evalúa justamente. Utiliza bien la tecnología. Se interesa porque aprendamos.  El próximo martes se celebra el Día del Maestro. La ocasión nos hace recordar a aquellos docentes que han impactado nuestras vidas.  Aunque ellos quizá no puedan oírlo, les agradecemos por haber sido parte medular de nuestro desarrollo.

Pensando en el asunto, busqué sitios que hacen referencia a las cualidades de los buenos maestros. Me interesaron especialmente aquellos diseñados por practicantes. Uno de ellos, “The Owl Teacher”, fue creado por Tammy, una maestra de primaria. Ella indica que la efectividad docente radica en “pequeñas” cosas que hacen una enorme diferencia. Las comparto a continuación. Sea consistente. En este mundo incierto y en permanente cambio, los estudiantes necesitan la estabilidad que brinda un ambiente con expectativas y reglas claras, donde saben qué esperar. Un lugar que provee la estructura y consistencia que tanto necesitan. Asuma que las personas son buenas.  Podemos partir de la premisa que las personas son malas por naturaleza o, por el contrario, que son bien intencionadas. La autora insiste en que siempre confiemos en nuestros estudiantes, les demos el beneficio de la duda y en que no los prejuzguemos. Escoja sus batallas. No prestemos demasiada atención a esos pequeños detalles en el salón de clases que terminan siendo irrelevantes, pero no claudiquemos al reforzar aquello que es determinante para la formación de nuestros estudiantes. Concéntrese en ser maestro. Nuestro ego docente se infla cuando lo alimentamos con la ilusión de sentirnos queridos y de ser vistos por nuestros estudiantes como sus “mejores amigos”. Evítelo, pues puede trastocar nuestro rol en el proceso y ser contraproducente. El aprecio y los laureles serán el resultado de una buena labor docente y de la guía que sepamos dar a nuestros estudiantes. Prepárese y sea organizado.  Los estudiantes perciben fácilmente cuando su maestro ha hecho la tarea antes de llegar a clase. Las actividades tienen una lógica y hacen sentido, pues obedecen a una debida planificación. Dé muchas opciones. El mejor regalo que podemos dar a un niño o a un joven es respetar su diversidad y valorar su capacidad para tomar control del volante. Los caminos que elijan serán más interesantes y provechosos, pues obedecerán a sus características, estilos de aprendizaje y necesidades. Además, las decisiones que asuman les convertirán en los principales responsables de su educación. Deje a los estudiantes hablar. Es fácil decir a los demás lo que deben hacer, dar nuestros puntos de vista y transferir nuestros conocimientos. Por el contrario, nos cuesta mucho escuchar y dejar a los otros expresarse.  Los mejores maestros hacen que las voces de sus estudiantes sobresalgan. Una breve intervención o una pregunta colocada en el momento justo es una invitación a saltar a la palestra.  No sólo permite al docente conocer a sus pupilos, sino dimensionar lo mucho que han aprendido. Permita que pongan las manos en la masa. La comprensión de los fenómenos, el compromiso y el involucramiento son mucho mayores cuando las personas pueden manipular objetos y verlos en realidad.  Las actividades prácticas redundan en aprendizajes más permanentes y efectivos.  Tome tiempo para sí mismo. Aparte tiempo para atender sus necesidades y para hacer las cosas que le llenan y satisfacen.  Si usted no está bien consigo mismo, no podrá proyectarse adecuadamente con nadie. Envío un respetuoso saludo a los maestros.

Te podría interesar:

Conociendo el lado creativo de Roberto Moreno, nuestro rector

Buenas obras, buenas personas

Crecer o morir

 

 


Last modified: 20/06/2019

Anterior

Central, CIT, CIT Top

Los números que destacan la construcción del CIT de UVG

El Centro de Innovación y Tecnología -CIT- de la Universidad del Valle de Guatemala será un espacio donde...

Siguiente

Marketing Innovation Forum 2019
Las tendencias presentes en UVG

¡El Marketing and Innovation Forum (MIF) 2019 fue todo un éxito! Más de 120 personas asistieron a la...