Cambio climático: Cómo el pasado nos puede ayudar a enfrentar el futuro (Parte 1)

Cambio climático: Cómo el pasado nos puede ayudar a enfrentar el futuro (Parte I)

Al hablar de cambio climático, es importante tener claras algunas definiciones, entre ellas la diferencia entre tiempo y clima. Tiempo es lo que vivimos en el momento y puede cambiar rápidamente, es decir si amaneció soleado y al final de la tarde empieza a llover; también lo que esperamos que pase al día siguiente, la próxima semana o incluso a fin de año. En cambio, cuando hablamos de clima nos referimos a promedios de condiciones atmosféricas de al menos 30 años; por ejemplo, la temperatura media de la ciudad de Guatemala, de 1970 al 2019 ha sido de 19.5 grados Celsius.

La concentración de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera es la que determina la temperatura de la Tierra; su composición y concentración en la atmósfera hicieron posible la vida como la conocemos. Después de la revolución industrial, las concentraciones de 3 gases atmosféricos (dióxido de carbono (CO2), metano (CH3) y óxido nitroso (NO3), que aumentaron significativamente. Cada uno de ellos aumentó por la quema de combustibles fósiles, ganadería y la agricultura, respectivamente.

Este exceso de GEI ha ocasionado el aumento en la temperatura media del planeta a un ritmo nunca antes visto en su historia climática. Esto resulta en un calentamiento global que ha persistido por más de 100 años; ocasionando un cambio climático como consecuencia de las actividades humanas, sumado a las fuerzas y ciclos naturales que siempre han existido.

El clima y su influencia

Cuando hablamos de cambio climático nos referimos al aumento de la variabilidad natural del clima, lo que ha ocasionado el derretimiento de los glaciares, aumento del nivel del mar, la acidificación de los océanos y con esto la pérdida de arrecifes y aumento de enfermedades vectoriales, es decir, enfermedades transmitidas por mosquitos como la Syka y Chikungunya. Este aumento en la variabilidad natural ha hecho que cada vez sean más frecuentes los eventos extremos como huracanes, tormentas tropicales y sequías prolongadas. Esto pone en riesgo la seguridad alimentaria del planeta, ya que cada vez es más difícil predecir el inicio y fin de la época lluviosa, afectando directamente la siembra y cosecha de los distintos cultivos. 

Es importante mencionar que los eventos extremos afectan mayormente a las poblaciones más vulnerables; es decir, las poblaciones que viven en pobreza y pobreza extrema, por lo que países como Guatemala son especialmente vulnerables al cambio climático. Por todo lo anterior, es muy importante conocer el clima pasado, ya que sólo teniendo información del pasado, podremos predecir de mejor manera cómo se comportará el clima en el futuro y así  tomar decisiones en el presente que ayuden a minimizar los problemas en el futuro.

Referencias: Primer reporte de evaluación del conocimiento sobre cambio climático, del Sistema Guatemalteco de Ciencias del Cambio Climático (SGCCC).e Insivumeh 2019.

En nuestra próxima entrega estaremos compartiendo algunas herramientas que nos ayudan a conocer cómo se comportó el clima de nuestro planeta en el pasado. ¡No te lo pierdas!

Autoras: MSc. Gabriela Alfaro, Directora del Departamento de Biología, y MBA. Gabriela Fuentes Braeuner, Directora del Centro de Estudios Ambientales y de Biodiversidad

También te puede interesar:

¿Qué podemos hacer ante el cambio climático en Guatemala?

UVG aporta al conocimiento mundial sobre cambio climático

Participa: ¿Cuántos grados crees que ha subido la temperatura en Guatemala?(Opens in a new browser tab)

Last modified: 14/08/2020

Anterior

El futuro de las organizaciones: Administración y Transformación Digital

Antes de la pandemia  del COVID-19 ya existía una necesidad por la transformación digital de las...

Siguiente

Nutrireto 2020: ¡Cambiemos nuestro estilo de vida y apoyemos la campaña EstudianteXEstudiante!

¿Quieres mejorar tu alimentación? ¿Te gustaría comenzar a hacer más ejercicio? ¿Quieres cambiar tu...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *